Message

NAVE - Centro de Creación y Residencia NAVE - Centro de Creación y Residencia

Menu

Rosa Casado & Mike Brookes

Rosa Casado & Mike Brookes (España, Reino Unido) son dos artistas multidisciplinares que, desde la acción, generan una propuesta de reflexión, creación y crítica en torno a los espacios y los lugares que transitamos, ocupamos y habitamos. Entienden el espacio como el ámbito de las relaciones (humanas y no humanas), las negociaciones y las prácticas de participación.

Rosa y Mike colaboran desde al año 2000 y juntos han producido más de una decena de proyectos que se han presentado en Europa (España, Italia, Alemania, Reino Unido, Croacia, Eslovenia, Austria, Suiza, etc) así como en América (Argentina, Colombia, EEUU) y Australasia (Singapur, Australia, Nueva Zelanda). Sus trabajos se acercan al conceptualismo desde una mirada pragmática y les interesa la literalidad y lo obvio como recurso para el hacer. 

Rosa Casado proviene principalmente de la práctica escénica, aunque su interés por los contextos la ha llevado a transitar por estudios medioambientales, de sistemas y complejidad y de física. Es doctora en Theatre and Performance Studies por la Universidad de Glasgow y contribuye en diversos programas y proyectos de investigación y pedagógicos.

Mike Brookes es doctor y artista-investigador en la Universidad de Aberystwyth, en Gales, Reino Unido. Proviene de las artes plásticas, aunque su trabajo atraviesa diversos medios, como pintura, dibujo, performance, texto, entre otros. Ha ganado varios premios como diseñador y director escénico y su trabajo es referente en el campo de la performance y las artes escénicas contemporáneas en el Reino Unido. 

** Dentro de una colaboración Naves de Matadero, Madrid y su proyecto «Terreno Común», llegan los artistas Rosa Casado (ES) y Mike Brooks (RU) para realizar su residencia On a clear day you can see for ever… [El cielo era más claro en esos días] 

mikebrookes.com

somethingshappen.com

vimeo.com/mikebrookes

twitter.com/mike_brookes 

  • Crédito fotográfico David Higgins 

Compartir: